Abrir una botella de vino con un sacacorcho.

Pasos para abrir una botella de vino con un sacacorcho

Para empezar, debes elegir el sacacorchos correcto. Es cierto que existen muchos modelos diferentes, pero el recomendado por los profesionales es el sacacorchos sommelier, también llamado de dos tiempos, que además puedes encontrar a precios asequibles.

Paso 1: colocación de la botella

Para proceder a la apertura, coloca la botella en posición vertical sobre la mesa; nunca la mantengas sostenida con tus manos.

Paso 2: Limpieza de la boca

Tras la retira la parte superior de la cápsula se puede pasar un trapo o servilleta a la boca de la botella para limpiar posibles suciedades que tenga la botella ocultos bajo la capsula.

Paso 3: insertar el sacacorchos

Coloca la punta del sacacorchos en el centro del corcho y en sentido vertical, gíralo e introdúcelo hasta la mitad. Recuerda que siempre hay que girar el sacacorchos, no la botella, que debe permanecer en la misma posición.

Paso 4: extracción del corcho

Coloca la primera muesca del sacacorchos en el cuello de la botella. Luego haz palanca para liberar el tapón hasta la mitad. A continuación, siga girando el sacacorchos evitando perforar el corcho en su totalidad para no correr el riesgo de que el polvo caiga en el vino. Por último, utiliza la segunda muestra de la palanca para quitar completamente el corcho. Tira con las manos levemente del extremo si es necesario. El vino ya está listo para servirlo.

 

¿Cómo lo hago en un restaurante delante de un cliente?

El procedimiento para abrir una botella en un restaurante delante de un cliente apenas difiere en lo que a las etapas a seguir se refiere. No obstante, este servicio conlleva una serie de reglas establecidas.

  • En primer lugar, la apertura debe realizarse siempre mostrando la botella al cliente, con la etiqueta frente a él.
  • A continuación sigue los pasos habituales: retira la parte superior de la cápsula usando la cuchilla del sacacorchos para hacer una incisión debajo del anillo del cuello, introdúcelo en dos pasos y, ayudándote de las palancas, extrae suavemente el tapón.
  • Una vez que la botella está abierta, debe probar el vino la persona que lo ordenó y esperar su aprobación para servir a los otros invitados.
  • Al haber vertido el vino, gira la botella, levántala, limpia el cuello y sirve al siguiente cliente.

 

¡Echa un vistazo a la tienda!

 

 

 

¿Por dónde y cómo cortar la cápsula de la botella de vino?

Cómo cortar la cápsula de la botella de vino

El objetivo principal a la hora de desencapsular y abrir una botella de vino en general debe ser siempre evitar dañar el vino con un mal desencapsulado que pueda llevar a precipitados de polvo o incluso virutas del material de la cápsula.

Partiendo de esta base os recomendamos afrontar el proceso teniendo en cuenta 3 puntos:

• El accesorio que tenemos para cortar la cápsula de la botella de vino
• La zona de corte en la botella que tenemos delante nuestro
• Las circunstancias en las que estemos (apertura profesional o amateur)

El tipo de accesorio

En la actualidad existen diferentes herramientas para llevar a cabo el proceso de desencapsulado. Las más comunes en el mundo del vino son:

  •  El cortacápsulas es una herramienta muy útil ya que realiza un corte preciso y limpio. Actualmente hay multitud de cortacápsulas a un precio realmente asequible que realizan a la perfección su función.
  •  El propio sacacorchos (sobre todo si es el de dos pasos) en muchos casos incorpora la herramientas para cortar las cápsulas mediante una navajita plegable que es más que suficiente para realizar el corte perfecto. Para retirar la cápsula tras el corte, recomendamos realizar otro corte en diagonal desde la hendidura hasta la boca de la botella para facilitar su extracción.
  •  Un cuchillo normal y corriente puede ser la solución en un caso de emergencia. El único problema es la seguridad del corte: debemos asegurarnos realizar el corte con mucho cuidado para no dañarnos y no dejar aristas de la cápsula. Cualquier objeto punzante puede ser la solución en un caso de emergencia pero recomendamos utilizar cualquiera de las dos primeras herramientas por temas de seguridad.

La zona de corte en la botella

Puede parecer algo residual pero la zona de corte en la botella puede influir a la hora de facilitarnos el desencapsulado. Es más, el tipo de botella puede solucionar la duda que muchos winelovers tienen: ¿En qué zona se debe cortar la cápsula? Ante cualquier duda siempre se debe cortar la cápsula por la hendidura inferior al gollete. El gollete por decirlo de una manera sencilla, es la protuberancia que se encuentra en la parte superior de la botella. La gran mayoría de las botellas tienen una hendidura superior e inferior que lo delimitan. Pues el punto de corte es la hendidura de la parte inferior del gollete.

Hay algunas botellas en las que la zona superior del gollete coincide con la boca de la botella. Aunque este tipo de botella suele ir acompañada de otro tipo de encapsulados (por ejemplo el sello de cera), podemos encontrar algunas botellas con cápsulas a medida cuyo corte deberemos afrontar desde la hendidura inferior (la única existente).

Si utilizamos un cortacápsulas para abrir una botella con hendidura superior e inferior, el tipo de cortacápsulas va a determinar directamente la altura del corte por lo que nos despreocupamos totalmente del tipo de botella (el cortacápsulas corto hará el corte en la hendidura superior  el largo en la inferior).

Como recomendación, indicar que a la hora de realizar el corte, es recomendable no mover la botella. Es preferible que el movimiento sea de muñeca para que el vino no se agite (sobre todo recomendable para vinos que puedan contener precipitados o algún tipo de poso).

 

Las circunstancias en las que estamos

No es una tontería, en absoluto. Si queremos dar una buena imagen y ser finos debemos ser un poco cuidadosos con el corte de la cápsula. Partiendo de la base de que el desencapsulado correcto es necesario por temas funcionales, no es lo mismo ir a una cata o a un restaurante y que nos saquen una botella de vino con una cápsula rota, con aristas, con un millón de cortes…

Debemos ser cuidadosos sobre todo cuando el vino va a ser disfrutado junto a más personas. Son pequeños detalles pero éstos, marcan la diferencia. La cápsula es una seña de identidad del vino que estamos consumiendo y de nuestra actitud hacia él. Como podéis observar, el cómo cortar las cápsulas son pequeños detalles que cuando se han abierto un montón de botellas se pasan por alto porque están interiorizados. No obstante, muchos wine lovers, tienen ciertas dudas y si se consigue entender el por qué de cada paso se acaba aprendiendo de una forma muy natural e intuitiva.

 

¡Echa un vistazo a la tienda!